• CxOforum

Arquitectura empresarial como eje de la transformación digital

Transformación Digital, ¿por dónde empezar?, quizás parezca una pregunta sencilla, pero en realidad es más profunda de lo que parece, es el cuestionamiento que todos los que estamos al interior de las compañías nos hacemos, ya que es todo un reto!!.

Iniciar el camino de la transformación digital es un paso que tarde o temprano debemos dar sin importar el tipo o tamaño de la empresa, pero cuando ya se está decidido y se dan los primeros pasos, se abre una puerta gigante y abrumadora que expone frente a nosotros una avalancha de conceptos, tecnologías, aliados estratégicos, mejores prácticas, marcos y filosofías de trabajo que no sabemos cómo utilizar y mucho menos mezclar para emprender el camino.

En ese momento de confusión, los responsables del negocio miran el área de TI con una cara mezclada entre felicidad, oportunidad, asombro, incertidumbre y temor; y los responsables de TI miran al área de negocio con la misma cara; entonces viene a nuestras mentes una segunda pregunta ¿Cuál es ese punto donde nos encontramos para trabajar juntos por un mismo objetivo sin perdernos en el camino? Esta es la clave de todo! y por esto les contaré desde mi experiencia y punto de vista uno de los caminos más certeros para abordar este reto.

En una de las sesiones que acostumbro hacer con mi equipo de trabajo, en mi mente rondan esas dos preguntas, nos pusimos en la tarea de buscar no solo un marco de trabajo sino también apoyo externo para lograr un entregable que fuera la base para la construcción de las capacidades empresariales (proceso+personas+tecnología) que transformaran el negocio de acuerdo a sus estrategias. Como fruto de dicha sesión de trabajo, se nos ocurrió contactar una de las mejores universidades de la ciudad y solicitar su apoyo para desarrollar un proyecto que incluyera la metodología, entrenamiento y el entregable que deseábamos, pues una de las reglas de juego que propuse era no solo aplicar la metodología, sino que el equipo de trabajo debería quedar con el conocimiento con el fin de dar continuidad a lo allí desarrollado.

De esta forma fue como nació el proyecto denominado “Arquitectura Empresarial como eje de la transformación Digital” bajo el marco TOGAF. Esta disciplina permite como fórmula perfecta, mezclar los ingredientes claves (Estrategia, negocio, aplicaciones, datos e infraestructura) para la construcción de las bases firmes sobre las cuales las compañías crean capacidades DIGITALES, para el desarrollo de sus modelos de negocio, transformación y mantenibilidad en el tiempo. Al final de cuentas la disciplina de Arquitectura Empresarial trata de alineación, gestión de impacto, escalabilidad y flexibilidad.

¿Cuál es el alcance para el proyecto de Arquitectura Empresarial? Esta es otra pregunta que hay que resolver de forma acertada, ya que enfrentar un proyecto que cubra el total de la organización podría ser una locura, debido a que son proyectos difíciles de abordar y poco viables, no solo por su complejidad sino también por la demanda de recurso humano y financiero. Para el caso al cual hago referencia en este artículo, se seleccionó como alcance, los procesos relacionados con Go to Market, Logística y Distribución secundaria, teniendo como centro el cliente.

¿Y Después Qué Pasó?

Como resultado final de la aplicación de la disciplina de Arquitectura Empresarial, se obtuvo un Road Map de 14 megaproyectos y se generó un presupuesto de inversión;

pero en mi mente seguían llegando preguntas; ¿Cómo selecciono las herramientas? ¿Quiénes lo implementan?, entonces recordé esa abrumadora puerta que se nos abrió al inicio y pensé que la única forma de entender todo ese mundo era acercarnos a ellos y para tal fin, se realizó un evento donde se invitó un grupo selecto de proveedores y aliados estratégicos, evento que fue encabezado por la presidencia de la Compañía y se compartió con ellos no sólo el roadmap con los 14 proyectos sino además a donde queríamos llegar.

Posteriormente al evento y a través de sesiones de co-creación, se generó una lista corta de proveedores y aliados candidatos para llevar a cabo la materialización de los proyectos. Como apoyo adicional, se contrató una consultoría externa de Transformación Digital, quienes nos apoyaron a profundizar teniendo como base el resultado de la Arquitectura Empresarial y granular los proyectos para convertirlos en iniciativas alcanzables en tiempos más cortos, de tal manera que generarán ganancias tempranas para el negocio y generar ingresos que fondearan nuevas iniciativas.


Aunque la transformación digital abarca temas como BlockChain, Inteligencia Artificial, Internet de la Cosas, Servicios Cloud, Big Data y Ciberseguridad no significa que implementar alguna de estas tecnologías garantice la transformación, pues no recomiendo adquirir plataformas por moda, es mejor focalizar esfuerzos, identificar dependencias, priorizar y no disparar a la loca para ver dónde pegamos mejor; además, un proceso sin Cultura, Gestión del Cambio y Marcos de trabajo ágil se vuelve complejo de abordar.


¿Y como se pudo dar este paso?, con el apoyo y convencimiento de la Presidencia y Comité Ejecutivo “Todos por un mismo objetivo”.

Por Sor María Castaño

CIO

Postobón