top of page

CES 2023: Cómo cambiarán este año nuestras expectativas tecnológicas

La mayoría de los resúmenes sobre el CES se centran en quién tenía las pantallas de televisión más grandes o quién tenía los dispositivos más inútiles. Y es por una buena razón. Antes de la pandemia, se trataba de una carrera armamentística en busca de las pantallas más espectaculares o de los aparatos más tecnológicos.

Pero este año se ha visto algo diferente.

Los productos que promocionaban su IoT, sus sensores, el yo cuantificado y la IA se fusionaron en uno solo y hablaron de problemas reales que resolvían.

Pero primero, hablemos de un camión volqueta con neumáticos de 9 pies de altura.


CAT: Mi exposición favorita del CES

Este es un enorme camión volqueta totalmente autónomo


Equipo autónomo de movimiento de tierras

Este era un camión volqueta autónomo real. Uno que podría entrar en una mina o ser llenado con toneladas de material por otro vehículo autónomo y luego ir a verterlo en alguna parte.


Lo que más me llamó la atención fue la cabina de piloto de dron que se exhibía. Invitaron a la gente a sentarse y manejar equipos reales situados en excavaciones remotas de Peoria y Phoenix.

Un operador podía controlar 4 camiones diferentes, ya que normalmente los vehículos funcionan de forma secuencial y no al mismo tiempo. Sin embargo, el operador también podía asignar un cargador frontal inactivo a una tarea como excavar 4 pies de tierra de la cima de la colina y llevarla a un lugar específico. Todo ello con software personalizado desarrollado internamente por CAT.


Convergencia

Este fue mi gran tema de la feria.

En años anteriores, bromeaba sobre por qué necesitamos un cepillo de dientes conectado o qué pasa cuando tu almohada inteligente necesita una actualización de firmware. No había una historia que explicara por qué era necesario cargar un dispositivo con Wifi y sensores para que una aplicación pudiera comparar el cepillado de una semana con una línea de tendencia de 2 minutos.

La almohada “Nose Metal Motion Pillow” fue uno de los muchos productos que reunió una serie de tecnologías y cruzó el abismo para convertirse en un producto inteligente por el que pagaría extra.

Los airbags de la almohada se inflan y desinflan cuando detectan ronquidos. La inteligencia artificial podía distinguir tus ronquidos de los de tu pareja, de modo que sus ronquidos no activaran la almohada.


Este fue uno de los muchos productos de la categoría Salud y Bienestar que reunió sensores, datos y piezas conectadas en algo que tenía sentido. Algo que hace del paisaje inteligente/conectado una característica que la gente quiere en lugar de una que cuestiona.


Avatares virtuales

En la sección de Inteligencia Artificial había varias empresas con humanos virtuales fotorrealistas. Una recepcionista virtual me saludó, me preguntó mi nombre y a quién iba a visitar. La interacción se basaba en diálogos con guión, pero debido a los recientes y rápidos avances de la IA, se están rediseñando con ChatGPT.

Es increíble lo rápido que han cambiado las expectativas sobre lo que puede hacer la IA y cómo un producto muy avanzado puede parecer obsoleto de la noche a la mañana.


Realidad virtual

Ahora vemos la parte de la realidad

En el pasado, hemos visto trajes y chalecos hápticos que consistían básicamente en cientos de diminutos motores antivuelco que podían activarse para vibrar en una zona concreta. Era una forma voluminosa y rudimentaria de hacerte saber que había contacto en una región de tu cuerpo.

Ahora vemos cómo estos módulos hápticos se miniaturizan aún más y se incorporan en prendas más bien normales.

También proporcionan una respuesta sensorial mucho más realista, con intensidades que van desde el impacto de una bola de paintball virtual hasta la sensación del viento soplando sobre uno.

En el pabellón de empresas emergentes de Israel, una compañía mostró un dispositivo capaz de fabricar olores complejos en tiempo real.


Robótica

Están aquí para ayudarnos, no para reemplazarnos

Sólo vi un robot "de compañía" de tamaño real, en lugar de docenas, más centrados en componentes como brazos robóticos capaces de aprender tareas complejas y repetibles.

También había robots similares a Roomba que pueden utilizarse en obras de construcción para automatizar la tarea de poner líneas de tiza precisas en el concreto antes de enmarcar un trabajo.


Automatización

Reekon hizo una demostración de una cinta métrica digital que podría ayudar a la construcción a prescindir del papel y registrar mediciones precisas. El libro de registro de medidas produciría etiquetas adhesivas con códigos QR que informarían a una sierra de mesa para realizar cortes de precisión.

Este era otro ejemplo de cómo múltiples herramientas y estaciones podían integrarse en una plataforma para compartir datos y automatizar tareas con el fin de incrementar la eficiencia y reducir los errores.


Tan grande como antes

A pesar de que el organizador de la feria, la Consumer Technology Association, dijo que la asistencia sería aproximadamente el 60% del nivel de 2020, me pareció tan abrumadora como siempre. Después de años de no viajar y estar en el circuito de ferias, yo estaba muy fuera de práctica para 15 horas al día de locura en Las Vegas y 20.000 pasos al día. Pero fue estupendo volver para ver las nuevas empresas, las nuevas tecnologías y saber qué esperar del año que viene. Y si te perdiste la exposición y te preguntabas...Si, aún quedaban muchas tote bags de Nikon.


Traducido por Nathalia Bustos Cantor

Trainee Presidencia


16 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page