• CxOforum

Salir FORTALECIDO de una crisis no es imposible

No olvidemos que son los momentos de crisis los que nos llevan a la verdadera

reinvención y nos retan/obligan para llegar a la creatividad que nos permite refrescar nuestros roles con formatos disruptivos que muchas veces en la cotidianidad pasamos por alto. Es así, cómo logramos resultados extraordinarios que nos dejan miles de aprendizajes para fortalecernos como profesionales, pero sobre todo como personas. Fortalecidos logramos aplicar estas enseñanzas a nuestras propias vidas, forjándonos a ser mejores seres humanos aprendiendo de las adversidades, volviendo a lo básico y valorando las oportunidades que nos llevan a salir adelante con la mejor disposición y siempre pensando en un futuro mejor.

La comunicación es fundamental en las relaciones humanas, con su evolución, las

organizaciones empezaron a entender la importancia de tener un área enfocada en cómo articular una estrategia basada en los mensajes clave de la compañía dirigidos a la población interna y a las audiencias externas para efectos del posicionamiento de marca. Así, las áreas de comunicaciones fueron empezando

a tomar relevancia dentro de las compañías y hoy en día son parte fundamental de la estructura dentro de las empresas.

En tiempos de crisis, similar a la contingencia que estamos viviendo en este primer

semestre del 2020, nuestras áreas recobran aún más relevancia, nos convertimos en parte fundamental de la estrategia dentro de las organizaciones. El manejo de la comunicación interna y externa se vuelven punto crucial dentro de los comités ejecutivos y es ahí donde nos convertimos en los verdaderos consultores de valor para la toma de decisiones que día a día van siendo más relevantes frente a las múltiples situaciones que se van presentando en medio de la vulnerabilidad que la crisis trae.

Esta relevancia en medio de la crisis implica una responsabilidad aún mayor, el lograr una comunicación asertiva frente a todos los públicos requiere de mucha dedicación, compromiso y constancia. Es acá donde nuestro aporte frente a la situación debe evidenciarse con resultados y a través de un efecto transformador frente a la percepción creada por las diferentes reacciones, las cuales sino tienen el manejo adecuado pueden llevar a las marcas del éxito al desprestigio en un solo clic.

Todos los pilares que conforman la estrategia de comunicación deben ser manejados con pinzas. Monitoreo y ejecución en tiempo real. Las crisis no dan espera. Las decisiones y acciones deben ser inmediatas, encaminadas a ser oportunas y claras frente a todas las audiencias para así evitar los rumores o múltiples interpretaciones. Son claves para desmitificar aquellos ataques sin fundamento, que sólo se crean con propósitos destructivos basados en intereses individuales aprovechando el caos en medio de la coyuntura.

Para minimizar este eco negativo, que resulta siendo tan perjudicial a nivel reputacional para las marcas, es necesario crear un paralelo con los argumentos y respuestas que sean comprobables y verídicos para la audiencia. Las voces que se quieren escuchar deberán evidenciar la realidad de la situación.

Estas estrategias no resultan efectivas sino se logran involucrar al resto de áreas de la

compañía, principalmente a los líderes, todos deben perseguir hacia el mismo objetivo y el aporte de todos es clave para que la ejecución de las tácticas sea posible y efectivo. Todo debe ser encaminado bajo un panorama de optimismo, pensando siempre en las soluciones y en cómo situaciones como estas nos harán salir fortalecidos y preparados para enfrentar cualquier situación. Por:

Nathalia Ruiz

Chief Marketing Officer

Teleperformance Colombia