Desarrolla los productos teniendo en cuenta las necesidades de tus clientes

Repensar el diseño y la entrega de software de aplicaciones es una necesidad que hoy en día las compañías están experimentando y en Micro Focus queremos apoyarte a definir e incorporar los objetivos comerciales críticos, en la planificación integral de escenarios y productos para ofrecer mejores soluciones al cliente final.


Value Stream Management (VSM) es un conjunto de técnicas y prácticas dentro de la metodología Lean Manufacturing, la cual ayuda a representar, analizar y mejorar todo el proceso del ciclo de vida de desarrollo de software (SDLC) en las organizaciones.


¿Qué es y cómo se construye un mapa de flujo de valor?

Son una serie de actividades y acciones requeridas para llevar a cabo un producto o servicio desde el concepto o idea hasta el producto terminado, el cual da valor a los clientes finales de las compañías.


Llevarlo a la práctica implica las siguientes fases:


1. Identificación del producto o servicio a desarrollar o mejorar.

Se deben identificar productos o servicios que cuyo resultado después de mejorarlos, supongan una importante mejora en la misión de las organizaciones. Después de definir qué productos o servicios, se procederá a realizar el diagrama de estado actual.


2. Elaborar el VSM del estado actual.

En esta fase vamos a reflejar la situación real de nuestro producto o servicio; acá es muy importante no señalar como se imagina el proceso o cómo es el desead, sino conocer cómo está realmente y así identificar los puntos de mejora y plantear escenarios hipotéticos.


Este VSM nos ayudará en el futuro, cuando se hayan involucrado las mejoras, ya que servirá de base para realizar comparaciones y validar qué cambios han funcionado dentro del proceso de desarrollo.


Luego, se procede a describir los datos o información necesaria para cada uno de los procesos involucrados en el producto o servicio elegido, teniendo en cuenta los siguientes datos:


  • Tiempo de ciclo: Transcurre desde el inicio del producto hasta que se encuentra disponible para el siguiente proceso.

  • Tiempo de valor agregado: Está siendo transformado dentro del proceso de desarrollo.

  • Número de personas: Cantidad que se requiere para realizar el proceso.

  • Tiempo disponible: Tiempo total efectivo de trabajo, se debe descontar descansos por comidas y pausas activas.

  • Tiempo de utilización: Las máquinas o los desarrolladores están ocupados dentro del tiempo de ciclo.

  • Plazo de entrega: Límite de tiempo que el producto debe pasar en el proceso, para su entrega al próximo paso y que se cumpla con lo establecido con el cliente.

  • Flujo de información: Disposición de toda la información del producto o servicio a la hora de empezar el proceso.

  • Problemas encontrados durante el análisis: Tiempos muertos, información escaza, pocas herramientas, etc.

  • Acciones para mejorar, según los desarrolladores: Realizar preguntas de cómo se podría mejorar los tiempos en el proceso, teniendo precaución y análisis en la información, ya que se puede tener datos reales como datos de interés personal.


3. Elaborar el VSM del estado futuro:


Corresponde al estado deseado del producto o servicio a desarrollar, en donde no se tiene ninguna clase de pérdida. Así mismo, la optimización de tiempos desde el origen hasta la entrega, a la más alta calidad y con un costo más bajo.


Para esto se debe tener en cuenta los siguientes requisitos:

  • Desarrollar de acuerdo con el tiempo de ciclo.

  • Planificar y nivelar el desarrollo.

  • Nivelar el volumen de desarrollo.

  • Definir el tamaño del producto o servicio y la unidad de medida.


Conoce cómo ValueEdge apoya todo el flujo de valor de tu compañía

Contáctanos o escríbenos a: angie.sanchez@microfocus.com




5 visualizaciones0 comentarios