top of page

El futuro del E-commerce

El futuro del E-commerce: La integración perfecta entre inteligencia artificial y la recolección de datos


Actualmente, cuando entramos en alguna tienda digital, sorpresivamente encontramos todos los productos que nos encantan con precios que se ajustan perfectamente a nuestro presupuesto. Recomendaciones exactas de lo que estábamos buscando y hasta promociones exclusivas que nos hacen sentir especiales. Una nueva realidad invadida por el apasionante mundo del E-commerce, impulsado por la inteligencia artificial (IA) y una increíble cantidad de datos e información.


He experimentado cómo la inteligencia artificial ha cambiado las reglas del juego en el E-commerce. Ahora es más fácil poder contar con data clave de los usuarios, sus preferencias, gustos y necesidades. Pero, ¿de qué sirve esta información si no se le saca provecho?. Aquí entran a jugar un papel muy importante los aliados y líderes que analizan estos datos, como la central de medios Zenith. Estos permiten entender mejor los datos y planificar estrategias con objetivos y resultados claros. De esta manera, las empresas (marcas) logran conocer a sus usuarios y desarrollar experiencias de compra totalmente personalizadas.


Cuando navegamos en una tienda digital la IA es capaz de anticipar nuestros intereses. Esta personalización logra que nuestra compra tenga una sensación de exclusividad, como si la tienda en línea tuviera un profundo conocimiento de nuestros gustos y preferencias. Es tan profundo este entendimiento, que pueden tener una trayectoria completa de nuestra existencia digital y predecir futuros cambios en nuestros patrones, que, como resultado, desbloquea otro nivel de personalización en nuestras experiencias de compra en línea.


En el centro de esta experiencia personalizada radica la recolección de datos. Cada vez que realizamos una compra en línea, dejamos un registro digital que se convierte en información valiosa para las empresas. Estos datos les permiten comprender nuestros comportamientos como compradores digitales. Con el avance y la penetración actual del Internet, todos nuestros dispositivos digitales se conectarán entre sí, generando una cantidad infinita de datos adicionales sobre nosotros. Datos cualitativos y cuantitativos que considero una gran ventaja competitiva.


Mediante el análisis de estos datos, las empresas pueden tomar decisiones fundamentadas. Tienen la capacidad de mejorar su catálogo y oferta de productos, adaptar sus estrategias de marketing y ofrecer un servicio al cliente más eficiente. Y confirmó que, en esta nueva era, los datos se han convertido en la moneda digital de mayor valor. Las empresas, junto a Zenith, están aprovechando su potencial para ofrecer experiencias de compra cada vez más satisfactorias y que respondan a la real necesidad de los usuarios.


Sin embargo, no todo el panorama es tan claro. A medida que la recolección de datos avanza, es importante entender, cuestionar y abordar los retos y oportunidades que surgen en términos de privacidad y seguridad. Enfrentamos escenarios de todo tipo como el mal uso de información, la discriminación de perfiles a través de los datos, los robos de identidad o hasta una vigilancia masiva. Como compradores digitales, tenemos preocupaciones, límites y derechos, y aunque podrían estar sobre una línea muy gris en temas de manejo de información, es fundamental que se respeten. Las empresas deben ser transparentes en cuanto a la utilización de nuestros datos, garantizando las medidas necesarias para proteger nuestra información personal.


A medida que avanzamos, el futuro del E-commerce nos llevará a un mundo de compras aún más personalizadas. Al encontrar un equilibrio entre la personalización y la protección de la privacidad podremos disfrutar de las infinitas posibilidades que nos ofrece esta nueva era digital. La experiencia de compra ha cambiado, nos impulsa a un futuro digital emocionante donde cada compra será adaptada a nuestros gustos y preferencias.


Teniendo en cuenta todos estos factores podemos decir que el E-commerce, integrado con IA y la recolección de datos, ha revolucionado nuestra relación directa con la compra y venta digital de productos. La personalización nos hace sentir exclusivos y valorados como clientes. Al mismo tiempo que las empresas se benefician al tomar decisiones fundamentadas en datos precisos.


Ahora bien, considero que esto es un paso más hacia la evolución digital que constantemente estamos viviendo, es una mejora tanto para los usuarios como para las empresas. Los procesos de compra apoyados de la IA y recolección de datos son mucho más cortos y efectivos, de esta manera se transforma completamente la calidad de una compra digital. Sin embargo, también se puede caer en la percepción errónea de que un comprador es un conjunto de datos y comportamientos.


Mientras el bienestar de un usuario no sea vulnerado, cualquier herramienta que beneficie y acorte el tiempo en los procesos es bienvenida, sobre todo en un mundo en donde la inmediatez es fundamental.


Sobre el autor:

Alejandra Mera - E-Commerce Latam Director Publicis Groupe Apasionada por la transformación digital y la innovación. Mi experiencia de más de 7 años en investigación de mercados, consumo masivo, e-commerce y start-ups me ha proporcionado un conocimiento diferencial y una visión estratégica que me permiten contribuir al crecimiento, éxito y adaptación de las empresas en el entorno digital.


17 visualizaciones0 comentarios

Yorumlar


bottom of page